GUADALAJARA

Datos del Pueblo

Cuevas Minadas

Pueblo

Cuevas Minadas

Municipio

Corduente / Comarca: Señorio de Molina

Provincia

Guadalajara

Comunidad

Castilla La Mancha

Habt. / Ine 2004

????

 

Ayuntamiento

Dirección

Plaza Mayor

Código postal

19341

Teléfono

949 830229

Fax

949 830229

Oficina Turismo

Contactar con telf. citado

Web Oficial

Cuevas Minadas en  el Barranco de La Hoz

Web de Interés

Corduente

E-mail municipio

corduente@local.jccm.es

Historia 1886

Como el anterior, pertenece al mismo municipio de Lebrancón, y a la misma provincia, audiencia, partido judicial, Capitanía general, arciprestazgo y centro de Conferencias, separándole de todos esos puntos análogas distancias con poca diferencia. Está situado en un barranco, en la margen del riachuelo Bullónes, que lo divide por mitad, combatiéndolo los vientos N. y E. hacen su clima frío. Su Iglesia parroquial, rural de segunda clase, está dedicada a la Purísima Concepción. El término confina con Torerte, Lebrancón, Ventosa de Molina, Cuevas labradas y Valhermoso: dentro de él se encuentran varias fuentes de buenas aguas, y entre ellas, una termal, llamada baños de la Hoz. Hacia el N. y S del pueblo, se encuentran cerros de piedra, y cuevas de al una extensión; el terreno, es quebrado con valles de buena calidad; le fertiliza el río indicado y el Gallo, que sirve de línea divisoria a este término con el de Torete. En todas direcciones, se encuentran varios montes de pinar, y produce lo mismo que el anterior. Carece de casa rectoral, y se llama Cuevas minadas por las muchas cuevas que tiene. Es villa antigua, y era propiedad de la mitra de Sigüenza, pues el año 1476, la pobló D. Pedro González de Mendoza, Obispo de la diócesis, hasta que la vendieron pocos años después. La compró un tal D. Alonso de Medina, que se titulaba «Señor de Cuevas minadas» cuando estando en el sitio de Málaga era armado caballero por el Rey, el día 6 de Junio.

 

Informacion

EL BARRANCO DE LA HOZ, es un devenir de curvas y recodos cincelados por el tiempo, es una armonía de hoces con paredes verticales que llegan a alcanzar hasta 150 m. de altura con cuerpos de piedra rodeno (areniscas), en las que la erosión ha jugado hasta esculpir curiosas y caprichosas formas completando una imaginaria "ciudad encantada". Recordemos: a la entrada del desfiladero, la "Cueva de las Herraduras", extraños símbolos grabados sobre el suelo, que para muchos tienen un significado religioso; la roca de "la Virgen", maravillosa silueta natural representando a María; a la izquierda de la margen del río "el Rey", voluminosa peña que imagina un monarca coronado; de nuevo en la orilla derecha, el "Huso" y la "Tinaja" , formaciones de conglomerados semejando estas figuras; son dignas de mención, la "Corbetera", la "Visera", sombra y monolito sobre el santuario; el "Aljibe", etc.

Antes de recibir el Gallo al Bullones, el subafluente besa tímido el aliento cristalino en Cuevas Minadas al calor de un antiguo castillete ya documentado en el siglo XII, pues fue este lugar cedido por los señores de Molina al obispado de Sigüenza, quien a su vez cedió a D. Pedro González de Mendoza en 1476; tomando el título de Señor de Cuevas Minadas; su iglesia diminuta juega a aspecto de mudéjar. Desde aquí, quien desee ir a la búsqueda del silencio, techo de la sierra, diríjase a la aldea de Lebrancón (1120 m.), acurrucada en el olvido con un pairón dedicado a las ánimas y su ermita de la Soledad del siglo XVII. (fte. ver link)

buscador google
Licencia de Creative Commons Licencia Gnu Sosua