GUADALAJARA

Datos del Pueblo

Rueda De La Sierra

Pueblo

Rueda de La Sierra

Municipio

Rueda de La Sierra / Comarca: Señorio de Molina

Provincia

Guadalajara

Comunidad

Castilla La Mancha

Habt. / Ine 2004

51

 

Ayuntamiento

Dirección

La Plaza s/n

Código postal

19339

Teléfono

949 847411

Fax

949 847411

Oficina Turismo

Contactar con telf. citado

Web Oficial

Rueda De La Sierra

Web de Interés

 

E-mail municipio

rueda-sierra@local.jccm.es

Historia 1886

Llamado vulgarmente de Molina, es un pueblo de 100 vecinos, distante veinticinco leguas de Guadalajara, su provincia; una y media de Molina, su partido judicial y arciprestazgo; doce de Sigüenza, su audiencia de inscripción, y treinta y cinco de Madrid, su Capitanía general y audiencia antigua. Se halla situado sobre un suelo áspero de piedra arenisca, próximo a la carretera de Molina a Alhama de Aragón, y su término confina con los de Cillas, Cubillejo del Sitio, Molina, Rillo, Tortuera y Torrubia. La Iglesia parroquial de primer ascenso, dedicada a Ntra. Sra. de las Nieves, es bastante buena, y el curato posee un huertecillo, y casa rectoral, pero los párrocos habitan en otra próxima al Templo, y es procedente de una capellanía. El terreno bastante llano, es de buena calidad para cereales: comprende montes de carrasca, roble y estepa, y produce granos; legumbres, setas y pastos para el ganado lanar, cabrío y vacuno, todo él, bastante importante. Dentro de su jurisdicción, hay un sitio, que llaman la Matanza, donde fueron vencidas las tropas del duque de Alburquerque, el año 1468; el arco de una portada, que según tradición, era de un convento de religiosas, y las ermitas de Santa Cecilia, La Soledad, San Sebastián y Santa Bárbara. En el camino de Cubillejo, estaba antiguamente la de San Pedro; la de San Sebastián está hoy medio arruinada, y la de Santa Bárbara ha sido reedificada estos últimos años a espensas del Excelentismo é Ilmo. Sr. D. Narciso Martínez Izquierdo, hoy preconizado para la nueva silla de Madrid, cuya biografía la describe «La Ilustración Católica,» en los términos siguientes: «Nació en Rueda el 29 de Octubre de 1830. Estudió y probó en el colegio de segunda enseñanza de Molina, tres años de latinidad y humanidades, y continuó su carrera en concepto de colegial pensionista en el Seminario Conciliar de Sigüenza. Trasladando sus estudios a la Universidad Central de Madrid, recibió en ella, el grado de bachiller en Filosofía, el Julio de 1856. Tornando al Seminario de Sigüenza, estudió en él, la Sagrada Teología, recibiendo con brillantísimas notas, el grado de bachiller, licenciado y doctor en Sagrada Teología y Derecho Canónico. Posteriormente obtuvo también el de Licenciado en la facultad de Filosofía y Letras. Al mismo tiempo que estudiaba, enseñaba, esto es, el estudiante de Teología, era en el mismo Seminario, maestro de lengua griega. Más tarde, desempeñó la Cátedra de Religión y Lugares teológicos. Mandado bibliotecario del Seminario de Sigüenza, organizó la Biblioteca del mismo, formándose los índices bajo su dirección. En 1864 le confirió el señor Obispo, el cargo de moderante de la Academia de Teología, y durante su permanencia en el Seminario, sustituyó a los profesores en varias cátedras, demostrando en todas estas tareas, su privilegiado talento, y vasta ilustración. En Abril de 1857, fue promovido a título de patrimonio a las órdenes menores y sagradas mayores, y en Noviembre de 1864, hizo la oposición a la Canonjía Penitenciaría de la Iglesia Catedral de Sigüenza. En 1866, hizo también oposición a la Canonjía magistral de la Iglesia Metropolitana de Granada, siendo en extremo notables sus ejercicios, y en el mismo año, se encargó de la dirección del Seminario Conciliar de aquella diócesis de Granada, uno de los Centrales de España, logrando ponerle en un estado brillantísimo. En diversas épocas, desempeñó interinamente la Secretaría del arzobispado de Granada, y otros cargos referentes al gobierno de la diócesis, siendo nombrado arcediano en 1868. En 1871, fue sorprendido por sus paisanos, con el Acta de Diputado a Córtes, habiéndose dado a conocer, por su elocuencia, dulce, franca y persuasiva, y grangeándose, desde, luego, una reputación envidiable. En la segunda legislatura de aquellas cortes, discutiéndose la Internacional, pronunció un discurso, que causó honda sensación, y le valió unánimes aplausos. En 1873, fue presentado para la silla de Salamanca, la cual desempeñó por espacio de diez años, siendo en 1885, preconizado para la nueva de Madrid. Como Senador de la provincia eclesiástica de Valladolid, vino a los primeros días de la Restauración, y en ella defendió, en un magnifico discurso, la unidad Católica, contra la Constitución del partido conservador, que establecía la tolerancia,» «Murió alevosamente asesinado en Madrid, el 19 de Abril de 1886, a las cinco y cuarto de la tarde.»

Rueda, es pueblo muy antiguo, que tuvo castillo, en un cerro, que domina la población, y puede comunicarse por carretera, con Madrid, Francia, Barcelona, Valencia, Teruel, Zaragoza, todo el campo de Cariñena, etc., etc., y por Alhama, con toda la ribera del Jalón, y vía férrea de Madrid a Zaragoza y a Alicante.

 

Informacion

Formó parte del Señorío de Molina desde su fundación, y a partir del siglo XVI adquirió la categoría de Villa con jurisdicción propia. Se conservan en el Archivo de su parroquia unas curiosas «ordenanzas concejiles» de finales del siglo XV, por las que se sabe tenía una organización sencilla, con muchas fiestas aldeanas, un gran respeto por la religión, y un alcalde y dos regidores como autoridades, aunque las decisiones de cualquier tipo siempre se tomaban en Concejo abierto. No conoció este pueblo señorío privado. Así ocurrió que, cuando en 1467 Enrique IV entregó en señorío a D. Beltrán de la Cueva todo el Común y territorio de Molina, sus gentes en bloque se alzaron y presentaron tan cruel batalla que al fin el valido real desistió de ostentar tal señorío. La batalla que las tropas comuneras de los molineses dieron a las del pretendiente al señorío molinés, fue precisamente en los campos de Rueda, en el sitio denominado desde entonces «la Matanza» por lo dura que debió ser la lucha. Allí se probó, una vez más el afin de independencia que siempre caracterizó a las gentes molinesas.

Iglesia parroquial del siglo XII.

Monumento dedicado a D. Narciso Martínez Izquierdo, natural del pueblo y primer arzobispo de Madrid-Alcalá (ftes y texto. ver links y Diputacion de Cuenca)

buscador google
Licencia de Creative Commons Licencia Gnu Sosua