GUADALAJARA

Datos del Pueblo

Siguenza

Pueblo

Siguenza

Municipio

Siguenza / Comarca: Sierra Norte

Provincia

Guadalajara

Comunidad

Castilla La Mancha

Habt. / Ine 2004

4361

 

Ayuntamiento

Dirección

Plaza Mayor, 4

Código postal

19250

Teléfono

949 347003

Fax

949 390842

Oficina Turismo

949 347007

Web Oficial

Siguenza

Web de Interés

 

E-mail municipio

oficinadeturismo@siguenza.com

Historia 1886

Referir los datos estadísticos de esta ciudad, lo creo inútil é innecesario, una vez, que todo el clero de la diócesis, tiene conocimiento de ellos mucho mejor que el que los trascribe. Por consiguiente, solo consignaré aquí, los datos históricos de la población; y aun entre los más notables, suprimiendo algunos, por no ser un libro de esta clase, espacio suficiente para exponerlos todos; y aunque nada nuevo enseño, por estar muchos de ellos consignados por diferentes autores, y en diferentes obras, esta misma circunstancia ha sido siempre, el principal obstáculo, para que lleguen a la mano de la generalidad a la cual interesan principalmente.
El nombre de esta ciudad, después que sus antigüedades atestiguan su existencia en lo más remoto, a que pueden remontarse hoy las investigaciones obligan desde luego, a contarla entre las ciudades primitivas españolas. En este concepto, no es extraño que muchos hayan atribuido su fundación a Hércules; pero lo más cierto es, que Sigüenza era conocida con los nombres de Segontia, Seguntia y Saguntia, apoyándose los que le dan este último nombre, en que, cuando tuvo lugar la destrucción de Sagunto se retiraron huyendo por los montes muchos de sus habitantes, por no perecer entre las llamas. Llegaron a Sigüenza, y hallándola desierta por haber sucumbido a alguna catástrofe anterior, lo repoblaron ellos, llamándole Saguntia, en memoria de Sagunto, su patria a quien acababan de perder: más esta opinión, que parece no carece de fundamento, está desautorizada por los cronistas. Las autoridades más respetables, afirman que en esta ciudad, era donde tenía sus almacenes el ejército celtíbero, que en el año 195 antes de nuestra redención, pasó a defender a los Turdetanos, contra las armas romanas. El cónsul generalmente conocido por Catón el Censor, vino a caer sobre ella, pero fueron valerosamente rechazados sus embates, y tuvo que levantar el sitio. Plinio cuenta esta ciudad, entre las arevacas asegurándose que antes existía la población, en Villavieja, sita a media legua de la posición, que hoy tiene. Nada más puede decirse con relación a aquel tiempo, y llegada la época de la dominación de los Godos, fue elegida en Sede episcopal, siendo el primer Obispo de que se tiene noticia, Protógenes, que debió serlo antes del año 589, en que asistió al Concilio tercero de Toledo, y todavía vivía el año 610. En tiempo de este Prelado, ocurrió, que las armas del Rey Witerico, vencieron junto a Sigüenza a los soldados romanos, que aun quedaban en el país. Llegada la irrupción de los árabes, esta ciudad hubo de someterse por capitulación, pero conservó, sin embargo la dignidad episcopal; y así San Eulogio escribiendo al Sr. Obispo de Pamplona, el año 851, le decía, que había pasado por Sigüenza y encontrado en ella, al prudentísimo varón Sisemundo, que era su obispo. Más tarde vinieron los principales padecimientos de los indígenas, distinguiéndose particularmente por su religión semi-árabe, que había recibido la ciudad, y entonces faltó la dignidad episcopal en ella. Después se cuenta entre las numerosas conquistas de Alfonso VI que restableció la Sede, en principios del siglo XII, poniendo por primer obispo, a D. Bernardo, que se hallaba de capiscol en Toledo La importancia de esta Diócesis, que fue presidida por hombres eminentes, ha hecho que, con la mayor frecuencia, suene el nombre de Sigüenza en la historia de la Nación: sus Prelados, batallaron con ahinco, en la guerra contra los moros; figuraron luego en las revueltas, que afligieron los estados cristianos, y muchos de ellos, han brillado en los negocios del Estado. El cardenal Mendoza Obispo de Sigüenza, obtuvo el arzobispado de Sevilla y más tarde el capelo. En todos los disturbios de guerras y desastres, a Sigüenza, siempre le tocaba padecer. D. Juan Nuñez de Lara, taló sus campos y su distrito en 1283; y en 1290, volvieron a hacer lo mismo, el Rey de Aragón, D. Diego de Haro y el de Lara. Este último, la acometió el 1298, pero el valor de sus habitantes, consiguió rechazarle. Entre los edificios que m llaman la atención en la capital de nuestra Diócesis, merece especial mención la Catedral, situada en uno de los costados de la plaza mayor; es un edificio de piedra sillería, solidísimo, y de gran mérito: en su fachada principal, tiene tres puertas, y delante, un espacioso atrio, con costosas verjas de hierro, de 70 pies de longitud por 30 de latitud. A cada lado de las puertas laterales se eleva una torre cuadrada de 50 varas de altura, y doce en cuadro; sobre la puerta principal, hay un escudo, que representa el acto de entregar la Santísima Virgen una casulla a San Ildefonso, y una gran ventana, que da luz al interior del Templo, el cual consta de tres naves con 313 pies de longitud en su totalidad, y 112 de latitud. La del centro, tiene 98 de elevación, y 64 las colaterales, siendo igual la anchura de las tres, sostenidas todas por 24 columnas inclusas las de las paredes y entrecapillas. El Altar Mayor, tiene un precioso tabernáculo, y el coro, situado en bajo, en el centro de la Iglesia, es espacioso, con sillerías adornadas de delicadas labores.
Detrás del coro, se encuentra un magnifico altar, suntuoso en sus formas, hecho de jaspe, dedicado a Nuestra Señora con el título de la Mayor por las inmediaciones, hay un grandioso claustro, mandado construir por D. Bernardo Carbajal, Obispo de la diócesis, patriarca de Jerusalén y Cardenal de la Santa Cruz. Por la capilla mayor, se entra a la sacristía, llamada generalmente el Sagrario, que es una pieza de piedra, de una sola nave, de ochenta pies de longitud, veintisiete de latitud y treinta y ocho de elevación hasta su techo; dentro, hay una bonita capilla, llamada de las reliquias, por contener una preciosa colección de ellas. Actualmente, está dividida Sigüenza, en tres parroquias: San Pedro, Santa María y San Vicente, todas de término, y todas con casa rectoral. Hay además dos conventos de religiosas, uno de franciscanas con la advocación de Santiago, sito en la calle mayor, en la parte alta dé la población, y otro de Ursulinas, próximo a la alameda; el colegio de San Martín, que fue fundado en 16 por el Dr. D. Juan Domínguez, racionero de la Catedral, y natural de Fuentelsáz. Frente a este colegio, estaba el convento de San Jerónimo, y el de San Antonio, este último, hermoso y sólido edificio, que fue universidad literaria, en la cual, desde 1472, se daba la enseñanza general, que en las demás del reino, hasta la reforma, que se hizo en 1770, por la cual, quedó reducida, a las cátedras de filosofía y Sagrada Teología, habiendo continuado así, hasta que fue suprimida el año 1837. Ambos edificios, se unieron después, por el Sr. Obispo de la diócesis, Don Francisco de Paula Benavides, para el objeto que hoy tienen; el de San Jerónimo, para convento é Iglesia de los Paules; el de San Antonio, para palacio episcopal.
Sigüenza, como población limita con los términos de Pozancos y Alcunéza por N.; por E. con Guijosa y Barbatona; S. con Pelegrina y Moratilla, y O. Moratilla y Palazuelos. Como partido judicial, confina con los de Medinaceli por el con los de Molina y Medinaceli, por E; con los de Brihuega y Cifuentes por el S; y con el de Atienza, por el O. Como obispado, se halla entre el de Osma por el N; por el E. con los de Zaragoza, Teruel y Tarazona; S. con el de Cuenca, y O. con el de Toledo y Segovia. El Obispado de Sigüenza, era antiguamente de los más ricos de España, pues los granos del diezmo, ascendían anualmente, a cincuenta mil fanegas, é igual número el de corderos, pudiendo asegurarse, que en aquellos años, consistía en dos millones de reales, la renta anual de los Prelados. Hoy está reducido a 80.000 reales, y derechos de visita. Se gloria Sigüenza de poseer el cuerpo de Sta. Librada, y de ser patria de los escritores. D. Andrés del Prado, Diego Millán y José de Sigüenza, D. Juan Pablo Rizo, dice también, que en Sigüenza comenzó a usarse, en su tiempo, lo que en el comercio se llama la contraseña comercial. Consiste esta, en elegir cada comerciante, diez letras diferentes, al arbitrio de cada uno, correspondientes a los diez guarismos aritméticos: Así por ejemplo: manguitero. El comerciante, que elige esa contraseña, la tiene presente en su imaginación, escrita en esta forma:
                                               1 2 3 4 5 6 7 8 9 0
                                               m a n g u i t e r o
Ocúrresele fijar, el precio de un género cualquiera, y echa mano de las letras, en vez de los números. Por ejemplo a 16 reales vara: mi; a 34, ng; a 32, ea; a 40, go; a siete y tres cuartillos, t*n/g; a ocho y dos cuartos, e*a/g, etcétera, etc. Así es, que como cada comerciante tiene su contraseña comercial, es imposible, aun entre los de la misma población, averiguar el precio de sus géneros. Y cuando cambian de dependientes, cambian también do contraseña comercial. Sigüenza, se halla situada, en el kilómetro 140 de la vía férrea de Madrid a Zaragoza, tiene próximamente de novecientos a mil vecinos, y dista de Guadalajara, su provincia, doce leguas, y veintiuna de la Capitanía general de Madrid. Es una de las nuevas de inscripción, habiendo correspondido antes a la territorial de Madrid. El nuevo tribunal, ó palacio de justicia, se halla situado frente al actual palacio episcopal.

 

Informacion

Viaja por una ciudad milenaria donde podrás disfrutar de un auténtico viaje al pasado visitando nuestra Catedral y del sepulcro del Doncel, así como de su necrópolis. Sueña con caballeros medievales en el castillo del siglo XII, o pásate por la Casa del Doncel, un bello palacio del siglo XV ahora reconvertido en museo y sala de exposiciones.

Ciudad declarada Conjunto Histórico Artístico

Por el término de este municipio discurre la
Ruta Histórico-Cultural y Turística del "CAMINO DEL CID"

Arte y Monumentos:
• Catedral (Siglo XII al XVI)
• Castillo Medieval s. XII (Parador de Turismo)
• Palacio Episcopal, de estilo barroco (s. XVII)
• Plaza Mayor, plaza típica castellana (s. XV-XVI)
• Casa del Doncel, obra del s. XV
• Iglesia de Santiago, románica del s. XII
• Iglesia de San Vicente, de estilo románico del siglo XII
• Museos Catedralicio y Diocesano

Fiestas Tradicionales:
• Fiestas patronales en honor a San Roque (16 de Agosto)
• "Procesión de los Faroles" en Agosto en honor a la Virgen de la Mayor
• San Vicente, de Interés Turístico provincial,
22 de Enero, al dia siguiente se celebra el "bibitoque" en las eras del Castillo

Parajes Naturales:
• Barranco del río Dulce (Pelegrina)
• Chorrera del Gollerío (Pelegrina)
• Ribera del Río Henares
• Nacimiento del río Henares (Horna)
• El Pinar.
• Las Salinas de Imón

Pueblos anexionados:
• Alboreca
• Alcuneza
• El Atance
• Barbatona
• La Borbolla
• Bujalcayado
• Bujarrabal
• La Cabrera
• Carabias
• Cercadillo
• Cirueches
• Cubillas del Pinar
• Guijosa
• Horna
• Imón
• Matas
• Mojares
• Moratilla de Henares
• Olmedillas
• Querencia
• Palazuelos
• Pelegrina
• Pozancos
• Riba de Santiuste
• Riosalido
• Torrevaldealmendras
• Ures
• Valdealmendras
• Villacorza

El parque natural del rio Dulce forma una importante área de nidificación para el águila perdicera, la real, el alimoche, el buitre leonado, el halcón peregrino o el búho real. En el fondo del valle los retazos de bosque en galería ensombrecen y dan vida al curso del río. Sauces, chopos, fresnos y arces, y una extensa repoblación de chopo negro de variadas tonalidades a lo largo de las estaciones. Aves riparias como la oropéndola, el mirlo acuático, el martín pescador o las lavanderas.(ftes y texto. ver links y Diputacion de Cuenca)

buscador google
Licencia de Creative Commons Licencia Gnu Sosua